#Toledo. Corpus Christi

Corpus ChristiCorpus Christi (en latín, “Cuerpo de Cristo”) o Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, es una fiesta de la Iglesia católica destinada a celebrar la Eucaristía.Surgió en la Edad Media, cuando en 1208 la religiosa Juliana de Cornillon promueve la idea de celebrar una festividad en honor al cuerpo y la sangre de Cristo presente en la Eucaristía.Aunque no se celebró hasta 1246 en la Diócesis de Lieja (Bélgica).
En el año 1263, mientras un sacerdote celebraba la misa en la iglesia de la localidad de Bolsena (Italia), al romper la hostia consagrada brotó sangre. Este hecho milagroso dio un impulso definitivo al establecimiento como fiesta litúrgica del Corpus Christi el 8 de septiembre de 1264, por el papa Urbano IV y mediante la bula Transiturus hoc mundo.
A Santo Tomás de Aquino se le encarga preparar los textos para el Oficio y Misa propia del día, que incluye himnos y secuencias, como Pange Lingua o Lauda Sion, Panis angelicus, Adoro te devote, Verbum Supernum Prodiens el himno de adoracion Tantum Ergo.
En el Concilio de Vienne de 1311, Clemente V dará las normas para regular el cortejo procesional en el interior de los templos e incluso indicará el lugar que deberán ocupar las autoridades que quisieran añadirse al desfile.
En el año 1316, Juan XXII introduce la Octava con exposición del Santísimo Sacramento. Pero el gran espaldarazo vendrá dado por el papa Nicolás V, cuando en la festividad del Corpus Christi del año 1447, sale procesionalmente con la Hostia Santa por las calles de Roma.
En muchos lugares es una fiesta de especial relevancia. En España existe el dicho popular: Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión, lo que da idea del arraigo de esta fiesta.
Las celebraciones del Corpus suelen incluir una procesión en la que el mismo Cuerpo de Cristo se exhibe en una custodia.

Para los toledanos esta es la fiesta más importante del año, y fue declarada en 1980 de Interés Turístico Internacional. Desde 1595 se viene celebrando en la conmemoración del Corpus Christi que es el siguiente jueves al octavo domingo después del Domingo de Pascua. Tras establecerse en 1991 el domingo posterior como festividad del Corpus Christi, en 2010 la procesión toledana ha vuelto a celebrarse definitivamente el jueves, acogiéndose al calendario litúrgico hispano-mozárabe.

Unos días antes de la fiesta se engalanan tanto las calles del recorrido como la propia catedral. Las calles se cubren con los antiguos toldos que proceden de los gremios de tejedores y sederos. Las calzadas se salpican de cantueso, romero, tomillo. Los propietarios de las casas adornan sus balcones con reposteros, banderas y otros ornamentos apropiados. La catedral también se ve engalanada con los cuarenta y ocho tapices flamencos del siglo XVII que se colocan en sus muros durante estos días especiales. Incluso son adornadas algunas calles contiguas a las del paso de la procesión, así como los patios de las casas particulares, realizándose un concurso.
El día anterior al Corpus tienen lugar las distintas reuniones de los gremios y hermandades que celebran sus propios actos, como entrega de medallas o admisión de nuevos miembros. Sobre las once de la noche se hace una especie de ensayo con una comitiva oficial donde va el pertiguero vestido de negro, cuya medida de la vara corresponde a la altura que alcanza la custodia; este día va midiendo los espacios correspondientes para que nada impida el lucimiento del cortejo al día siguiente. Por la tarde había salido también otro pequeño desfile con la Tarasca, los Gigantones y una serie de comparsas de música, para animar a los toledanos y prepararles para el día siguiente.(Tengo muy buenos recuerdos de estas fiestas)

La procesión está dividida en dos partes. En la primera parte desfilan las hermandades, capítulos y gremios de creación más reciente. El protocolo sobre el orden de autoridades y de símbolos suele ser el mismo cada año y siguiendo unas normas y tradiciones muy antiguas. La procesión (que transcurre formando dos filas paralelas) se abre con una cruz procesional del siglo XVI A continuación van los Infanzones de Illescas encabezados por el alférez portaestandarte, acompañado por los flanqueadores, que se unen al pendón por un cabo largo. Visten de rojo con birrete del mismo color. Los siguientes en desfilar son los Caballeros Mozárabes, cuyo grupo está compuesto por personas que han demostrado su ascendencia cristiana y que han realizado estudios e investigaciones sobre los mozárabes en Toledo. Visten de azul y en el brazo izquierdo llevan la cruz de Alfonso VI. A continuación, los Caballeros del Santo Sepulcro que constituyen la Guardia de Honor del Primado de España. Visten de blanco, guantes y birrete episcopal de raso también blanco con borlón rojo. Después van los Caballeros del Corpus Christi, grupo integrado por personalidades hispanoamericanas acreditadas en España y altos cargos del Instituto de Cultura Hispánica, más el acompañamiento del deán de la catedral. Portan veste color verde, símbolo de esperanza, sobre la cual están cosidas tres cruces que representan las tres carabelas con que Cristóbal Colón llegó a América, acompañada esta veste de gola blanca, fiador verde hasta las rodillas, chapas plateadas en los zapatos, guantes blancos, birrete verde episcopal, cuyo borlón será dorado en el Preboste y plateado en el de las demás dignidades capitulares, y la venera del Capítulo, consistente en el águila imperial en plata con las tres cruces de sinople verde.3 La segunda parte de la procesión comienza con el clero regular y secular, el cabildo primado y la custodia de Arfe; a continuación va el Arzobispo Primado con su séquito y tras ellos las autoridades regionales, provinciales y locales, más las militares.


La custodia es el centro del cortejo, pues porta el Corpus Christi en cuyo honor se organiza esta procesión. Es también el objeto más importante que se guarda en la capilla del Tesoro de la catedral de Toledo. Su autor es Enrique de Arfe, el gran orfebre del siglo XVI. Fue un encargo del cardenal Cisneros. Es de traza gótica arcaizante y de una gran belleza arquitectónica. En un principio se labró en plata pero a finales del siglo XVI el arzobispo Gaspar de Quiroga mandó que se dorase, para hacer juego con la custodia del altar mayor que es de madera dorada. La custodia tardó siete años en elaborarse y su coste supero los quince millones de maravedíes, de los que Arfe recibió, además de los 2.700 reales estipulados, un aguinaldo de 2.500 maravedíes que el cabildo catedralicio le entregó en la Navidad de 1523 impresionado por su trabajo.
La custodia sale en la procesión sobre una carroza fabricada para este fin, con un sistema que permite que vaya automáticamente nivelada incluso en las empinadas cuestas de la ciudad. Va acompañada por las autoridades eclesiásticas y civiles, y escoltada por los cadetes de la Academia de Infantería. A su paso la concurrencia dedica constantes salvas de aplausos.

En nuestros días el Corpus amanece con el toque de dianas y el lanzamiento de bombas reales. Después, la Tarasca se pasea de nuevo acompañada de la charanga, los gigantones y los cabezudos.
La guarnición militar se distribuye por las calles del recorrido para cubrir la carrera. A las 11, una salva de morteros anuncia la salida de la procesión desde la catedral, por la puerta Llana. La procesión sigue adoptando la tradición en cuanto al orden y distribución de la comitiva, añadiendo desde hace bastantes años el grupo de niños de primera comunión, que se incorpora detrás de los gremios.

Hasta aquí la explicación/rollo de lo que es el Corpus… Ahora os dejo con unas pocas flores de los patios que pude visitar el martes en Toledo, participaban muchos más en el concurso, pero es imposible verlos todos en una sola tarde, y ese era el tiempo que tenía para verlos.espero que os guste mi pequeño homenaje a esta fiesta tan especial para el pueblo toledano, ya que, al no tener fiesta en mi lugar de trabajo, no podré asistir a la procesión.

Patio numero 1.


Patio número 2

Patio fuera de concurso, ni siquiera estaba abierto al público, hice la foto desde la verja de entrada

Patio número 7

Patio número 13

Patio número 15

Patio número 16

En cuanto a la escalera, no me sale el nombre de esos objetos que se cuelgan en la pared, son pequeñas pilas bautismales, pero tienen un nombre específico que ahora no recuerdo, si lo sabéis, no dudéis en decírmelo y actualizaré el post
Patio número 14

Como véis no los pude ver todos, ni siquiera pude verlos en orden. Pero os aseguro que muchos de ellos están muy bien ornamentados, y os recomiendo que si tenéis un rato en lo que queda de semana, os acerquéis a Toledo a visitarlos

Espero que os haya gustado. Saludos

  • Pingback: Corpus Christi en Toledo

  • Pingback: El Corpus Christi en Toledo

  • http://www.oscarvelazquez.es/ Oscar

    a mi esas cosas me dan miedo, cosas de sectas.

    Patio fuera de concurso, mi favorito!”

    • http://tropofoto.com/ José Manuel Pérez

      Realmente es más tradición que sectarismo, yo creo que la religión ya no tiene nada que ver con estas fiestas, es tradición e ilusión. Pero bueno, es una cosa que he mamado desde pequeño y lo vivo así.
      Con el patio fuera de concurso, te refieres al de la foto desde la verja? La verdad es que patio era fantástico. Aunque a mi me gusto mucho también el del caballo, en vio era una pasada ;)

%d personas les gusta esto: